El Acoso Laboral

A pesar de ser el Acoso Laboral una figura contemplada en el Código del Trabajo, es plenamente aplicable a los funcionarios públicos tanto de planta como a contrata, y también a aquellos bajo modalidad de honorarios.

Tanto el acoso laboral como el acoso sexual pueden materializarse a partir de conductas que, consideradas de manera aislada, pueden parecer perfectamente lícitas y normales para una jefatura. La denegación de vacaciones o permisos, la distribución de carga laboral, la ubicación física de los puestos de trabajo así como el ejercicio de otras potestades por parte de la jefatura podrían constituir situaciones de acoso.

Contáctanos / Acoso laboral

Qué es el Acoso Laboral

De acuerdo con el inciso segundo del artículo 2º del Código del Trabajo, constituye acoso laboral “…toda conducta que constituya agresión u hostigamiento reiterados, ejercida por el empleador o por uno o más trabajadores, en contra de otro u otros trabajadores, por cualquier medio, y que tenga como resultado para el o los afectados su menoscabo, maltrato o humillación, o bien que amenace o perjudique su situación laboral o sus oportunidades en el empleo”.

Acoso sexual

El Código del Trabajo define el acoso sexual como aquel en “…el que una persona realice en forma indebida, por cualquier medio, requerimientos de carácter sexual, no consentidos por quien los recibe y que amenacen o perjudiquen su situación laboral o sus oportunidades en el empleo”.

Otras situaciones

La jurisprudencia administrativa de la Contraloría General de la República ha reconocido que pueden existir situaciones laborales puntuales que, aun sin ser reiteradas, puedan constituir vulneraciones a la dignidad de la persona afectada, debiendo ser castigas una vez acreditadas por el servicio.

Mecanismos de prevención, control y sanción

En cumplimiento de políticas públicas de larga data, la mayoría de los servicios públicos cuentan con políticas, procedimientos y manuales destinados a prevenir y sancionar estas situaciones, aun cuando no seas siempre debidamente aplicados.
Si se encuentra ante una situación de esta naturaleza, se debe denunciar ante el propio servicio a fin de que se inicie el procedimiento administrativo sancionador respectivo. En caso de no ser esto factible, se puede recurrir ante la Contraloría General de la República o incluso ante los Juzgados del Trabajo con la finalidad de lograr el cese de la situación vulneratoria, la sanción de los responsables y la eventual reparación del daño causado.

COntáctanos

× WhatsApp